¿La bandera europea está inspirado en el Cristianismo?

El 20 de junio de 2018, Jean-Luc Mélenchon, un diputado francés del Partido de izquierdas “La France insoumise” (La Francia insumisa), descubrió una bandera europea en el hemiciclo de la Asamblea Nacional Francesa y exclamó: “Sinceramente ¿tenemos que aguantar esto? Esto es la República Francesa, no la Virgen María”.

Desde ese incidente, los diputados de “La France insoumise” han protagonizado repetidos ataques contra el símbolo de la Unión Europea. El 11 de octubre de 2018, Alexis Corbière se pronunció abiertamente en contra de la bandera, en nombre de la “laïcité”, el concepto francés de laicismo. “El creador [de la bandera], Arthur Heitz, siempre la tomó como un símbolo religioso”, afirmó el diputado. “Este simbolismo de doce estrellas sobre fondo azul está directamente inspirado en la medalla religiosa de la Virgen María que Heitz llevaba colgada del cuello, y que procedía de la capilla de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa [en París]”, agregó.

¿Acaso la bandera de la UE podría ser un símbolo cristiano encubierto? Oficialmente, desde luego que no: las estrellas representan los ideales de unidad, solidaridad y armonía entre los pueblos de Europa”, según afirma la pagina web oficial de la UE . “El número de estrellas no tiene nada que ver con el número de países de la UE, aunque el círculo sí es un símbolo de la unidad.”

La bandera alcanzó su estatus oficial en dos fases: en 1983, el Parlamento Europeo votó para que fuera emblema de la UE, y en 1985 los Jefes de Estado y de Gobierno de la UE ratificaron la decisión.

Antes de llegar a ser la bandera de la CEE y de la UE, fue la bandera del Consejo de Europa que contaba con 15 miembros en ese momento. A principios de la década de los cincuenta, el Consejo buscaba una bandera, y a ese período es el que aludía Alexis Corbière. La historia cuenta que Arthur Heitz, funcionario y pintor, presentó un diseño consistente en 12 estrellas amarillas dispuestas en círculo sobre fondo azul, y que su idea fue aceptada. Pero los testimonios de la época cuestionan esta versión.

Aparentemente Heitz se inspiró en una medalla con 12 estrellas, la de la capilla de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa de París. La historia la corrobora un único testigo, Pierre Caillon , un pastor de la iglesia, que ya falleció. En su página web, Caillon narraba una reunión con Heitz en 1989. Ese fue el año en el que el pintor supuestamente confió su historia sobre la génesis de la bandera a la publicación católica Magnificat. Sin embargo, no hay rastro de esa publicación ni en el catálogo de la Biblioteca Real de Bélgica, ni en la Biblioteca Vaticana. Sí que existe una publicación con el mismo nombre pero fue fundada en 1992 .

Robert Bichat, el ponente encargado de supervisar la creación de la bandera,cuenta otra historia sobre el significado de la bandera: “Sobre un fondo azul que representa el cielo del mundo occidental, las estrellas simbolizan los pueblos de Europa que forman un círculo como signo de unión. El número invariable de estrellas es doce, símbolo de perfección y plenitud.” Se presentaron diversos proyectos de banderas antes de que se eligiera la que conocemos hoy. Entre las candidatas, algunas que representaban la cruz, un símbolo cristiano, fueron rápidamente descartadas, afirma Robert Bichat: “La inspección puso rápidamente de manifiesto la imposibilidad de emplear un emblema en el que figurara la cruz. Después de todo, el Consejo de Europa incluía a un pueblo no cristiano: Turquía. Y la mayoría de socialistas de diversos países de Europa se mostraron contrarios al uso de ese símbolo.” En tal contexto, contrariamente a la sugerencia de los diputados de “La France insoumise”, era improbable que se hubiera adoptado una bandera que hiciera referencia explícita al Cristianismo.

En un boletín de noticias, Paul Lévy, el belga que era director de Información y Prensa en el Consejo de Europa en la década de los cincuenta y que participó en la creación de la bandera también recuerda que se rechazaron varios diseños. Los miembros del Consejo de Europa se pusieron finalmente de acuerdo sobre el círculo de estrellas, pero el desacuerdo se mantuvo con respecto al número de estrellas. Al principio eran 15, pero el número se redujo a 12 por razones políticas y de superstición (evitando el número 13).

“Fue entonces cuando volvió a aparecer la idea, que yo ya había propuesto como solución de compromiso, de adoptar 12 como número simbólico y permanente”, explica Lévy. Según él, doce es “un signo de perfección y plenitud, es el número de signos del Zodíaco, el número de los trabajos de Hércules, el número de apóstoles, el número de hijo de Jacob, el número de horas por día y de meses por año.” En el boletín de noticias, se presenta a Paul Lévy como el creador de la bandera europea.

¿Así que quién está realmente en el origen del círculo de doce estrellas sobre un fondo azul? Es muy probable que fuera una empresa colectiva, el fruto de acuerdos entre los países miembros del Consejo de Europa, tal y como relataron Paul Lévy y Robert Bichat. Y no el trabajo de una sola persona inspirada en el Catolicismo.

Por 20 Minutes, Francia

13 de marzo 2019, Actualizado el: 24 de mayo 2019

Static logo

19 medios europeos de 13 países diferentes verifican el discurso público y político de las elecciones europeas de mayo de 2019 para ti